El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Valencia ha otorgado a la empresa centenaria en transporte y logística DOCKS la concesión del servicio de apoyo a las labores de control en la Instalación Fronteriza del Control Sanitario de Mercancías (IFCSM) en el Puerto de Valencia. Durante los próximos cinco años DOCKS se responsabilizará de la coordinación y el servicio de inspección fronteriza de las mercancías, así como de la vigilancia de las instalaciones de sanidad animal y vegetal vinculadas.

El Puesto de Control Fronterizo, es un centro de inspección portuario en el que se realizan los controles de las mercancías de importación, exportación o tránsito, especialmente de origen animal, vegetal.

No es la primera vez que DOCKS se hace cargo de la inspección fronteriza en el puerto de Valencia ya que también gestionó este servicio entre 1999 y 2010. En este tiempo DOCKS también es responsable de tales controles en los puertos de Algeciras desde 2002 y Tenerife desde 2010, por lo que pondrá a disposición del servicio objeto de concesión su experiencia acumulada en estos años y localizaciones.

La empresa DOCKS, cuya sede central se encuentra en Valencia, integra en sus operaciones diferentes actividades entre las que destacan, junto a la gestión de los centros de inspección fronteriza, la división de transporte por carretera de mercancías y la división de Depósito de Contenedores Vacíos. Esta reciente concesión refuerza el posicionamiento de DOCKS en el sector y le ofrece la oportunidad de consolidar una línea de crecimiento fundada en su trayectoria e impulsada por el ánimo de la mejora continua, la excelencia en el servicio y la contribución al desarrollo sostenible.